Español   |   English

Garantizar que las cosas calientes se mantengan calientes

Ciertos procesos necesitan temperaturas específicas para funcionar apropiadamente, o para reaccionar oportunamente, como en el caso de los productos químicos por ejemplo. Conservamos el calor y la energía en el interior, y protegemos el exterior para que no se caliente demasiado.